jueves, 16 de junio de 2011

Tengo miedo a que todo se termine sin haber empezado.

Temo el momento en que cruces tu mirada con la mía y tenga que fingir que no siento nada. Me da miedo el instante en que nos saludemos con un beso frío en la mejilla y levante la voz para entonar un "¿qué tal?". Me aterra que te sientes a mi lado y que ni siquiera te des cuenta de que ahí estoy yo y mires al frente evitando ladear la cabeza para no verme. Tengo miedo a que hablemos sobre nada cuando antes hubiésemos hablado de todo. Pero lo que más terror me provoca es saber que voy a estar ahí, mirándote mientras me duele por dentro, queriéndote besar, esperando que roces tus manos con las mías y que me hables de todos los sueños que podríamos vivir juntos. Tengo miedo a que todo se termine sin haber empezado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario